Vuelo de vuelta a Düsseldorf

Me he tomado unas vacaciones inolvidables: con momentos alegres y tristes, con risas y lloros, con fiestas y siestas. Cortas pero intensas. Llevaba pocos meses fuera de mi hogar y empezaba a notar la falta de mi gente conmigo pisando mi tierra. Me han venido muy bien, vuelvo con mi alma y corazón llenos de alegría, otra vez.

He dicho encantadísimo “me alegro de volver a verte” muchas veces en estos 10 días pero al final también he tenido que decir “hasta luego” otras tantas, y cada una de ellas me ha dolido; alguna mucho, otras muy poquito, y unas pocas verdaderamente descorazonadoras.

Volví a mi aventura alemana solo en avión, con mis recuerdos alegres tan frescos que aún sonreía sin poder evitarlo, huyendo del Sol camino al norte, viendo como el día iba terminando su jornada para dar paso a la noche, volando sobre nubes de algodón.

Quien haya volado alguna vez sabe de qué le hablo, y quien no aún está a tiempo. De momento como regalo de despedida hasta luego, os enlazo unas fotos que saqué durante el vuelo de vuelta a Düsseldorf.

Desde el asiento 29F - I
Desde el asiento 29F – I
Desde el asiento 29F - II
Desde el asiento 29F – II
Desde el asiento 29F - III
Desde el asiento 29F – III
Desde el asiento 29F - IV
Desde el asiento 29F – IV
Desde el asiento 29F - V
Desde el asiento 29F – V
Desde el asiento 29F - VI
Desde el asiento 29F – VI
Desde el asiento 29F - VII
Desde el asiento 29F – VII
Desde el asiento 29F - VIII
Desde el asiento 29F – VIII

0 Respuestas a Vuelo de vuelta a Düsseldorf

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

  • *