Hasta las pelotas

Cuando estés “hasta las pelotas” estarás a medio llenar. Pero mantente alerta, para estar “hasta la coronilla” quedará solo la otra mitad.

El hombre de Vitruvio, hasta las pelotas
El hombre de Vitruvio, hasta las pelotas

0 Respuestas a Hasta las pelotas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

  • *